¿Qué es un Trash The Dress?

Y os preguntaréis ¿pero qué dice este? ¿Trash de qué? Todos los días nos llegan palabras nuevas, la influencia de idiomas como el inglés es imparable. Ayer no la conocíamos y hoy ha llegado a nuestras vidas y para quedarse. Algunas vienen por que si. Otras por que forman parte de las nuevas tendencias. Hashtag, influencers y las benditas redes sociales. Hoy os traigo el Trash the dress.

Pero ¿qué es el trash the dress? ¿destrozar mi vestido?

La verdad es que no hace falta ser tan radical, pero sí, básicamente consiste en disfrutar, disfrutar y disfrutar haciendo vídeos o fotos sin pensar en nada más. Será un recuerdo distinto, original y muy divertido. El vestido ya ha cumplido su función el día de la boda. Estabas espectacular y ahora, toca disfrutar.

Es una sesión de posboda en la que generalmente se le da más protagonismo a la novia y a su vestido. Y que se le de más protagonismo no quiere decir que el novio desaparezca. Lo que pasa es que los trajes de los novios no suelen acabar tan mal parados. Se trata simplemente de hacer una sesión más divertida, con estética de moda, de videoclip.

Pero ojo, una sesión trash the dress no es para cualquier novia. Tienes que ser atrevida y que no te importe como acabará tu vestido, sucio, mojado, roto, o con manchas de colores. Se podría decir que la diferencia con una sesión de posboda es que la posboda es más tranquilota, la ropa permanecerá casi intacta y la sesión es más relajada. Es la versión salvaje de las posbodas, donde no deberá importarte nada más que pasártelo bien y que disfrutar del día. Es atreverte, hacer todas las cosas que el día de la boda no pudiste hacer y darle rienda suelta a tu imaginación.

Y tu, ¿te apuntas al trash the dress?