El día de tu boda es uno de los momentos más especiales y memorables de tu vida. Te embargará la emoción, la felicidad y el amor. Pero sin embargo hay una serie de errores que no debes cometer el día de tu boda para que tanto la planificación y sobre todo la ejecución de tu boda sean perfectas.

Errores que no debes cometer el día de tu boda

Una de las últimas bodas que he hecho como videógrafo de bodas fue una boda emocionante, llena de momentos, pero en los momentos clave, muy mal organizada. Entradas a destiempo, fallos en el sonido, mala organización de los tiempos o demasiada gente en los momentos previos como los preparativos son algo que se debería cuidar para que ese día todo salga perfecto, además de en lo que es la boda en si, que es una gran celebración y un motivo de alegría, como en lo que respecta al recuerdo que tendrás después, el vídeo de boda.

Organización del tiempo

Uno de los errores más habituales que se cometen el día de las bodas es no organizarse el el tiempo adecuadamente. En una boda debe y tiene que dar tiempo a todo, pero habitualmente los videógrafos nos encontramos con una mala gestión del tiempo, especialmente en los preparativos. Personas que tardan una eternidad en volver de la peluquería, familiares que salen de casa con poco tiempo y no llegan a la iglesia o maquilladores y peluqueros que tardan más tiempo del debido son algunos de los problemas más frecuentes, por lo que es importante tener controlados los tiempos. Es habitual en las bodas que la novia disponga de muy poco tiempo para vestirse y prepararse debido a que el maquillador y peluquero ha tardado más tiempo del debido. Esto además de causar estrés a la novia, nos lo causa a nosotros los profesionales, por que todo ese tiempo que estamos esperando, es tiempo que se resta a la grabación o a las fotos y al final se termina haciendo rápido y de cualquier manera. Y se nota, vaya si se nota en el resultado final.

Uno de los errores que no debes cometer el día de tu boda es que en el día de vuestra boda debéis encontrar momentos única y exclusivamente para vosotros, para relajaros. Muchas parejas pasáis el día ocupados, disfrutando de la compañía, pero unos minutos con tu pareja pueden hacer maravillas.

Organización de las personas

Además del tiempo es importante organizar a las personas, sobre todo en momentos puntuales como los preparativos y la ceremonia. Saber donde tiene que estar cada persona en cada momento y evitar que haya más personas de las debidas afectará tanto al trabajo del videógrafo y del fotógrafo como a vuestra tranquilidad.

Cuando llegamos a una casa y hay muchas personas acompañando a los novios, es complicado trabajar. Y organizar a los familiares y amigos para que no interfieran, o no aparezcan en todos los planos se acaba convirtiendo en nuestro trabajo. En una casa el flujo es fácilmente organizable, pero ¿qué ocurre cuando llegamos a una habitación de hotel en la que los novios van a vestirse y nos encontramos con más personas de las debidas?

En todos los casos los videógrafos recomendemos que para estar con vosotros y ayudaros a vestiros, estén aquellas personas de vuestra familia o amigos más importantes. Ya habrá tiempo para hacerse fotos con todos los invitados, pero por vuestra tranquilidad y para mejorar nuestro trabajo, mientras os vestís, las personas imprescindibles.

Y muy importante: todas las personas que participen en vuestros preparativos o quieran hacerse fotos con vosotros, deberán estar vestidas para la boda. Vale que en un momento dado, en casa el padrino no se haya puesto la corbata ni la chaqueta, pero tampoco es plan de que aparezca en pijama ¿verdad?

Organización de las cosas

Las cosas organizadas. Ya se que cada persona es un mundo y que muchas casas son lo que son. Pero un mínimo de organización hará, que tanto vosotros como nosotros no perdamos un tiempo precioso en organizarlo todo para que no aparezcan perchas, cajas de zapatos o la tabla de planchar en vuestras fotos y en vuestro vídeo de bodas. Entiendo que el día de la boda hay mucha gente, muchos nervios, pero un mínimo de orden nos vendrá bien a todos.

No comunicarse eficazmente

La falta de comunicación con tus proveedores y miembros del equipo de fotógrafos y videógrafos puede llevar a malentendidos y problemas el día de la boda. Mantén líneas de comunicación abiertas y claras con todos los involucrados para asegurarte de que todos tengan claras todas las instrucciones.

Uno de los casos que más se dan con las parejas que trabajo es la falta de información a la hora de hacer el vídeo. Parejas que quieren que el vídeo de su boda sea muy largo sin habérmelo comunicado, parejas que quieren que se grabe íntegra la ceremonia, o música especial para el vídeo que me dan cuando ya está todo montado son algunos de los problemas de comunicación a los que me refiero. Y una vez que se ha terminado el día de la boda, lo que hay grabado, grabado está, no se pueden volver a repetir planos ni se pueden grabar planos de tal o cual momento si no se hicieron.

No tener un plan de contingencia

Las cosas pueden salir mal el día de vuestra boda, desde el clima impredecible hasta problemas técnicos. Y uno de los errores que no debes cometer el día de tu boda es tener un plan de contingencia en caso de cualquier contratiempo te ayudará a mantener la calma y resolver problemas sin estrés.

Aunque habitualmente los problemas se suelen solucionar sobre la marcha, es importante que si váis a cenar al aire libre tengáis previsto cenar a cubierto por si hay una tormenta, o que si ese precioso coche clásico en el que acudís a la ceremonia se avería, tengáis el contacto de alguien que pueda ir a recogeros.

Vídeo de Boda

No contratar un profesional: error. La captura de momentos especiales en vídeo es esencial para revivir esos momentos una y otra vez. Contratar a un videógrafo profesional es una inversión que vale la pena. No confíes en amigos o familiares no profesionales para este trabajo. Más de una vez he oído a alguna pareja lo arrepentidos que están de haber confiado en ese amigo que de vez en cuando hace fotos para realizar el reportaje fotográfico de su boda.

Cuando contrates a un videógrafo profesional asegúrate de comunicarle tus expectativas. ¿Quieres momentos específicos capturados? ¿Tienes un estilo de edición en mente? ¿Hay personas que es imprescindible para ti que aparezcan en el vídeo? Darle al videógrafo unas instrucciones claras ayudará a garantizar que obtengas el resultado deseado.

Ubicación

Además de todo esto es muy importante tener en cuenta dos aspectos en cuanto a errores que no debes cometer el día de tu boda : la ubicación y la hora. Muchas veces, guiados por las redes sociales, queréis recrear planos o fotos que habéis visto en otras bodas, sin tener en cuenta que el momento adecuado para hacerlo es al atardecer y vosotros os casáis a las 12 del medio día. Igualmente ocurre con muchos lugares, especialmente iglesias, que son increíblemente oscuras y en las que es imposible iluminar de manera externa el lugar para tener una luz adecuada para trabajar.

Además de la ubicación en si, deberíais tener en cuenta la ubicación de las personas, especialmente en la ceremonias civiles. Si en las iglesias la organización de donde se colocan los novios, los padrinos y los familiares más cercanos es bastante rígida, en las ceremonias civiles no lo es tanto, por lo que una ubicación óptima de todos, cerca pero no encima, es ideal para el correcto desarrollo, tanto de la ceremonia en si, como de nuestro trabajo.

Una de las últimas bodas que hice este verano tuvo muchos problemas de organización, que afectó bastante a mi trabajo. El novio estaba en una habitación de hotel. Muy desordenada, con toda su familia en un espacio muy reducido y por supuesto sin vestir. Resultado: pocos planos de preparativos, siempre con alguien detrás e imposibilidad de hacer planos para el vídeo con padre y madre debido a la falta de espacio.

La casa de la novia era mucho más amplia, pero debido a la mala organización del tiempo, la novia estuvo demasiado tiempo maquillándose y peinándose. Acabó vistiéndose en medio de un pasillo, de cualquier manera, imposibilitándonos hacer bien nuestro trabajo de grabación de todos los preparativos.

A la hora de acceder a la ceremonia nadie les advirtió de que debía entrar primero el novio con la madrina y después la novia con el padrino. Finalmente lo hicieron uno detrás del otro, muy juntos entre si, lo que impidió que se les viese correctamente en el vídeo. Únicamente se ve bien al novio y a la madrina, ya que la novia estaba tan cerca, que solo se le ve la cabeza.

Para la ceremonia escogieron una distribución atípica, con los novios sentados de frente al público y el oficiante en un lateral. Debido a la disposición, incluso con dos cámaras fue imposible conseguir todos los momentos y tener un buen plano, tanto de los novios como del oficiante. Y por supuesto, dada la distribución, siempre me encontraba quitándole la visión a algún invitado.

Tu boda es un día que recordarás para siempre, y evitar estos errores que no debes cometer el día de tu boda en cuanto a la organización del tiempo, de las personas y en la captura de momentos en vídeo es esencial para garantizar que todo salga según lo planeado. Con una planificación adecuada, una comunicación efectiva y la ayuda de profesionales, puedes disfrutar de un día lleno de amor, alegría y recuerdos inolvidables.